En el periódico impreso del mes de Abril, se reseñó un libro de Alfaguara, titulado "Zorrillo el último". El Sr. Héctor Brondo, papá de una de las niñas que reseñaron el libro, tomó la iniciativa de entrevistar, vía e-mail, a la autora, y he aquí la entrevista.

Roxana: Hola, Héctor, disculpa que te responda hasta ahora (¡espero que no sea demasiado tarde!) Me da muchísimo gusto lo que me cuentas: un libro no completa su ciclo de vida sino hasta que alguien lo lee, y rara vez los autores tenemos la alegría de enterarnos de esa parte del proceso. Aquí van mis repuestas.

Héctor: ¿Por qué decidió escribir libros para niños?
Roxana: En realidad no fue una decisión. ¿Cómo podría llamarla? Tal vez inspiración, necesidad. En todo caso, fue algo que ocurrió, y creo que los niños fueron destinatarios por que al dirigirme a ellos me siento en libertad de jugar (con las palabras, las ideas, las imágenes que crean palabras) y de compartir una forma de mirar el mundo y sus cosas que creo que los niño entienden muy bien.

Héctor:¿Cuánto tiempo lleva escribiendo?
Roxana: Pues si contamos aquel frustrado inicio de mi niñez (no escribí el libro, pero fui escribiendo algunos cuentos, obras de teatro para la escuela y varias cosas más), serán como treinta años.

Héctor: El libro que leyeron en el grupo de mi hija, "Zorrillo el último" trata sólo de animales ¿cómo surgió la idea?
Roxana: Siempre me han gustado los animales: grandes, chiquitos, con muchas patas o con poquitas, con plumas, con escamas; me gustan las arañas y los buitres, ¡me gustan todos! Cuando era niña tenía periquitos australianos y pasaba horas observándolos y cuidándolos, de hecho, el primer libro que intenté escribir se iba a tratar de periquitos australianos.

Héctor:¿Cuánto tiempo tardó en escribir este libro?
Roxana: No escribí los relatos de "Zorrillo el último" de un tirón, empecé con un relato (el de una jirafa), luego escribí otros cuatro (tlacuache, jaguar, lechuza e iguana) y cuando llegué a ese punto pensé en hacer un "bestiario", casi no hay bestiarios para niños. Presenté el proyecto al FONCA y gane una beca para Jóvenes Creadores, para terminar el libro, así que lo concluí en un año.

Héctor:¿Qué animal le gusta más y por qué?
Roxana: El que más me gusta es el tigre de Bengala, no está en "Zorrillo el último" porque todavía no he encontrado la manera de describir su apabullante belleza, su fuerza, el sentimiento que me provoca pensar en el tigre vagando solitario por el bosque, dándose un chapuzón y lamiendo su fascinante piel rayada. Me gusta por bello, por raro, por terrible y frágil. Me gusta porque una vez un tigre me miro a los ojos y sentí… algo muy raro; como si me hubiera enamorado.

Héctor:¿Por qué decidió ser escritora?
Roxana: La respuesta a esta pregunta se parece un poco a la primera: no lo decidí, más bien sucedió. Siempre he sido "ratona de biblioteca"; me encanta leer y me encantan los libros. Supongo que, como me gustan las historias, en algún momento crucé al otro lado de la calle de la lectura, donde están los que cuentan historias. Desde entonces cruzo la calle con frecuencia, en un sentido y en otro: cuento historias, leo historias y viceversa.

Héctor:¿Ha escrito otros libros?
Roxana: Si, y todos tienen que ver con animales. El más reciente, antes de "Zorrillo el último" se llama "Mitos y leyendas indígenas", y es una pequeña colección de historias muy antiguas sobre animales: el colibrí, la tortuga, el pájaro relojero… Es un libro muy bonito, editado por Everest e ilustrado a color por Enrique Martínez, que es el autor de las viñetas de "Zorrillo el último".

Héctor: ¿Piensa continuar escribiendo libros sobre animales?
Roxana:¡¡Sí!! Estoy preparando dos libros de cuentos muy breves: uno sobre una ardilla traviesa y otro sobre un ocelote preguntón.
Direccion de Roxanna Erdman:
rox@iasanet.com.mx

Héctor: Muchas gracias por todo, Roxana, a los niños les dará mucho gusto conocerla. ¡Hasta otro libro!