Por:Sharon Mann y Dense Chayo 5° Año, Alumnos del COLEGIO TARBUT
Ilustración de Matías Pérez Rulfo e Iker Bargas, 6º año
Alumnos de la Escuela Bartolomé Cossío


 

Personajes: Hechicero, Oso Pobi, Rina, Paquito y la Rana Rocky.

Había una vez un hechicero muy malo. Nadie l podía derrotar excepto los sueños y un día una niña llamada Rina y su primo Paquito se perdieron en el bosque cerca de la casa de aquel temible hechicero.

Rina: ¡Paquito, paquito, mira esa rana tan bonita, es verde y amarilla!
Paquito: Vamos por ella, en la escuela me enseñaron que las ranas saltan al sur, y según mi brújula, nuestra casa está al sur.
Rina: ¡No!, saltan al norte…
Rana Rocky: Nosotras las ranas saltamos al oeste porque los ríos más ricos y húmedos se encuentran en esa dirección.
Los niños siguieron discutiendo por algún rato, pero ellos no se dieron cuenta de que el hechicero los estaba espiando desde la ventana de su castillo. De rente apareció el Oso Pobi y les contó sobre el hechicero.
Oso Pobi: Niños, no vayan nunca a ese castillo tan feo porque en una de esas se les aparece el hechicero, pero si algún día se les aparece, lo vencerán soñando.

Rina y Paquito no hicieron caso a lo que el Oso Pobi les dijo y fueron directo al castillo.

Paquito: ¡Qué feo esta el catillo, me da miedo!
Hechicero: ¡¿Qué hacen en mi catillo?! ¡Los voy a matar! ¡ja ja ja ja!
Rina: ¡No por favor, no nos mate, tan solo somos unos niños!
Pero paquito se acordó de lo que le había dicho el Oso Pobi y empezó a soñar.
Paquito: ¡Rina, sueña rápido, sueña cosas buenas para que no nos mate!
Y así fue como Paquito y Rina derrotaron al hechicero, soñando como nunca habían soñado, y enseñándole a todo mundo que siempre es bueno soñar.