Por: César Gómez Guevara, 13 años
Alumno del Colegio Williams