Por: Dulce María López, 14 años.
Alumna de la Esc. María Montessori.
Corresponsal

Italia prefiere las lentejas a las uvas en nochevieja.
En Nochebuena, las familias italianas se reúnen a la mesa para la tradicional "cenone" (la gran cena). Esa misma noche los niños reciben la visita de Papá Noel. Pero todavía hay más regalos, los que el 5 de enero reparte una bruja buena llamada Befana. En la Nochevieja italiana, las lentejas sustituyen a las uvas para atraer la buena suerte en el nuevo año. Otra tradición muy popular y que dicen, depara buena fortuna, es la de regalar lencería roja. Muy arraigada está también la costumbre de arrojar los trastos viejos por la ventana como símbolo de un pasado finito.

San Nicolás lleva la navidad a Alemania.
Los niños alemanes reciben la llegada San Nicolás la noche del 5 al 6 de diciembre, sin embargo los abren hasta el día 24, después de encender el árbol y cantar villancicos. Las casas las arreglan con ramas de Santa Bárbara, musgo y nueces pintadas, y llenan las mesas de gansos rellenos de manzanas, carne de cerdo, guisantes, pescado, manzanas asadas, ponche y ron. El último día del año, queman castillos de fuego para ahuyentar a los espíritus malignos.

Rusia: matriuskas para los más pequeños.
En los hogares rusos, la cena de Nochebuena está compuesta por doce platos, uno por cada apóstol. El día de año Nuevo, los niños rusos reciben la visita del Abuelo de Hielo, también conocido como Maroz, que al igual que Papá Noel luce una gran barba blanca y viste anchas ropas rojas y botas negras, y lo acompaña una ayudante: la Niña de Nieve, y sólo a los más pequeños les reparten juguetes, pasteles de jengibre y Matriuskas que son muñecas rusas que contienen dentro, muñecas más pequeñas.

En japón se limpian las casas
Cuando llega diciembre, los habitantes del país nipón se apresuran a limpiar sus casas y sus cosas, incluso a renovar el vestuario como símbolo de la entrada de año nuevo. Después se reúnen con toda la familia a comer sus tradicionales tazas de fideos, que son símbolo de longevidad, y cuando las campanas anuncian el año nuevo, visitan el santuario más cercano.

regresar