Por Alejandra Casillas, 4º año, ALumna del Centro Educativo Ascot

Cuando yo estaba en 2º año, una vez escribí ¡Vivir en el campo me hace sentir feliz!, y lo escribí porque la familia de mi papi es del norte de México y muchas veces tuvimos que viajar allá y me gustaba mucho, sentía que llegaba a un lugar tranquilo y podía ver un cielo muy azul y probar la comida que es distinta y jugar con mis primos que hablan muy chistoso. Yo me siento muy orgullosa de que mi papi haya nacido en Sonora y me haya enseñado a hacer tortillas de harina y mi abuelita, tamales de elote, pero ¿saben? también me gustaba mucho algo muy hermoso, que es ver que muchos animales que están en granjas, ahí andan sueltos y libres!

También me acuerdo cómo me gustaba pararme en medio del campo y respirar ¡mucho oxígeno!, y luego daba muchas vueltas y me caía en el pasto y me quedaba mirando al cielo y buscaba en las nubes figuras y encontraba ¡los animales que veía en el campo!, y me imaginaba que me saludaban. Todo me parecía tan bonito que hasta imaginaba que estaba en un cuento de hadas.

Pero ahora que mi papi ya no está, no es tan divertido ir al norte de México, es un poco aburrido porque mi papi era el que inventaba muchos juegos. Cuando estoy con la familia de mi mami, estoy un poco mas divertida, porque mis primos y mis tíos son muy divertidos, también inventan juegos cuando viene la familia de mi papi aquí a México, es divertido porque se juntan las dos familias y jugamos entre todos los primos, luego mis tíos y mi mami nos llevan a tomar un helado, nos llevan al parque. Es súper divertido. Me gusta vivir con las dos familias. Ahora este 24 de diciembre me voy a ir a Sonora con la familia de mi papi, también van otros de la familia de mi papi, no todos, pero alguna parte sí y recordaré cuando iba mi papi con nosotros!