Por: María Feranda Moreno, 5º año,
Alumna del Instituto Jan Amós


¿Alguna vez te has sentido débil o pequeño? ¿Te ha faltado fuerza para enfrentarte a algo o a alguien?

Yo creo que a todos nos ha pasado esto alguna vez, por eso te contaré del Rey David, quién se celebra cada 29 de diciembre.

 

Él era de Israel, ahí vivía con su familia y cuidaba su rebaño; además tenía fama por sus aptitudes musicales, pero eso no fue lo que lo hizo famoso, lo que hizo que todos los conocieran, fue la valentía que mostró al enfrentarse al gigante Goliat, enemigo de su pueblo, y David derrotó a este gigante con una piedra lanzada con su honda, por ello lo nombraron escudero del primer rey de Israel, Saúl.

Bueno, te cuento esto para que cuando te sientas pequeño para resolver algún problema, pienses que el tamaño no importa, lo que importa es tu actitud.

 
regresar