Por: Yael Yaffe, 4o año
Alumna del Colegio Hebreo Tarbut

 


Ilustración de Sharon Saaban, 4º B

 

El mes pasado fuimos a visitar el CRIT y a mi me dejó enseñanzas perdurables. Una de ellas es que las personas discapacitadas también tienen corazón y seres queridos. También que hay que respetar sus diferencias porque ellos saben hacer cosas que nosotros no sabemos.

Yo les diría a los niños discapacitados que sigan adelante, que logren sus sueños, que vivan felices y que sean ellos mismos, también que sigan adelante para que se curen.
A los fundadores del CRIT, les quiero decir que han creado un paraíso, no sólo para las personas con discapacidades, sino también para sus familiares y para las otras personas.
Nos pasaron unos videos que me enseñaron que esos niños tienen sueños y sí luchan por ellos los pueden cumplir.

No sólo ellos tienen sueños, nosotros también pero los suyos son maravillosos, espero que los cumplan algún día. Había un niño en el video que contaba que quería ir a la NASA y trabajar ahí de grande. Otro de los niños me enseño que "si luchas por tus sueños los puedes cumplir"; este niño no podía caminar y después de mucho luchar por ello lo consiguió.

A todos los niños les deseo que sigan adelante!!