Harry, la tortuga gigante más vieja del mundo festejó en un zoológico de la ciudad australiana de Brisbane su cumpleaños número 175.

En 1835, cuando Harry tenía 5 años de edad, el fundador de la teoría de la evolución, Charles Darwin, la llevó de las islas Galápagos a Inglaterra.
Es muy curioso que Darwin, que es el que desarrolló la teoría de la evolución, haya llevado a esta tortuga al zoológico, donde la han mantenido todos estos años. Lo más interesante, es que Darwin haya convivido con ella y la tortuga haya durado con vida tanto tiempo.
Harry, es de los únicos seres vivos que conoció Charles Darwin.