Colegio Winston Spencer Churchill



Hola, otra vez te invito a ver los desvanes que nosotros hicimos con mucho trabajo.
Pero primero quisiera pedir una disculpa, en nombre del "Cienpiés", a Andrea Garay, porque en el número pasado se publicó su desván sin su nombre; éste, era un desván detenido por unas manos, ¿lo recuerdan?. Bueno, ahora les voy a decir cómo Mónica, nuestra maestra de arte, nos inspiró para hacer nuestros desvanes:

Ella empezó mostrándonos un libro titulado "Mi Desván", y de ahí nos dio el chance de imaginar y dibujar nuestro desván, tal y cual existe sólo en nuestra mente. También algo que nos costó mucho trabajo, fue trabajar el cuadro a lápiz, y teníamos que trabajar mucho las sombras. Espero que se diviertan.
Catalina Navarrete, 5º A.

 
 
regresar