Ilustración: Edgardo Suárez y Victoria Míreles, 3º C
Por el grupo de niñas y niños de 3º C.

Colegio Winston Spencer Churchill

En nuestro salón trabajamos unidades, y una fue sobre el maíz y tuvimos una plática con una mamá de una compañerita y nos platicó cosas muy interesantes, que aquí les vamos a platicar.
El maíz es una planta prehispánica que fue parte de la cultura azteca, y servía como alimento y también en las ceremonias. El maíz lo descubrieron un día que vieron un venadito que comió su fruto, y se dieron cuenta de que no se moría; después le dieron otra vez y tampoco se moría y después se animaron a probar la mazorca y les gustó y empezaron a cultivarlo.

Los aztecas creían que había un dios que los había mandado con una mazorca para que sobrevivieran, así que de agradecimiento, le ponían un collar a una mujer joven, le pintaban la cara de rojo y amarillo y la sacrificaban, para dar energía a los dioses que quedaban.
El maíz se utiliza todo, y no se deja nada: la espiga, hojas verdes de la planta, hojas tiernas del elote, cabellos, que sirven para hacer medicinas; elote, caña, para golosinas; hojas secas de mazorca y se hacen chacales; se utiliza la plata seca y la raíz.

Con el elote se hacen cereales, tortillas, miel y algunos productos químicos como el aceite, almidón y pegamento. También existe un hongo llamado hitlacoche, hongo que se mete en la mazorca, la reseca, la duerme y se la come, y así se forma el hongo, y luego se pone blanco, blanco. También un día alguien vio que ese hongo se lo comían los animales y no se morían y entonces las personas se animaron a comerlo y les gustó mucho.

En América hay más de 40 tipos diferentes de maíz, hasta hay un tipo de maíz que a lo alto mide ¡hasta 5 metros! y de ancho 11 centímetros.
También el maíz es de muchos colores, por ejemplo rojo, azul, negro, blanco, etc.

regresar