Por: Columba Espinoza, 4ºA
Alumna del Colegio Bilbao




Un niño muy travieso se imagina que vuela en el aire, sueña con nadar con los peces, sirenas y ballenas. En la escuela una maestra muy amigable le dice cosas interesantes, pero que no tienen imaginación.

Sin embargo, el niño imagina cada vez más para ver si un sueño más puede alcanzar. Él dice que cuando ese sueño logre alcanzar, lleno de magia se pondrá. Tal vez lleguen hadas y duendes, y mientras la maestra cosas reales le dice, el niño se llena más y más de sueños.

El se imagina que va a bailar y recorrer el mundo con hadas, caminar sobre el mar. También dice que va a platicar con gnomos.Tal vez un día esos sueños de magia llegarán y el niño feliz será.

regresar