Por: Dalia Edith Álvarez, Corresponsal
Ilustraciones: Dulce López, 14 aos, Corresponsal

Hay veces en que es difícil aceptar que debemos de crecer y dejar atrás lo que hemos hecho... pero debemos afrontarlo porque eso significa que habrá nuevas oportunidades que esperan más adelante para nosotros.

Quiero decirles que yo conocí al Cienpiés un poco grande, tenía 14 años, y no puede participar en él todo lo que hubiese querido, por lo mismo de la edad. Es triste, pero real.

Me hubiera gustado estar más tiempo, pero comprendo que es un periódico infantil, y así debe mantenerse: para ustedes y escrito sólo por ustedes, las niñas y los niños de México; El Cienpiés es la Voz de ustedes. Y ya que lo tienen tan a la mano, ¡aprovéchenlo!, porque el tiempo pasa rápido, como dice Elena Guerra en su poema: "Ya llegué a este mundo", que por cierto está maravilloso.

Me entristece saber que ya no podré escribir en este periódico, pero me alegra que sean niños y niñas como ustedes, quienes seguirán colaborando en él.
Y… quién dijo que el adiós no duele… se equivocó totalmente.

Y por ultimo quiero decirles que para mí el Cienpiés, fue una oportunidad para mostrarles a los demás mis ideas, opiniones y pensamientos. El Cienpiés has sido un amigo que me ha confirmado que una persona y una hoja pueden hablar, oír y cambiar al mundo, bueno… cuando menos un poquito.

Un abrazo y un beso para todos los lectores.

Así es, Dalia Edith, coincido totalmente contigo: las despedidas duelen. Pero permíteme decirte que en estos casos, el dolor se adorna con la alegría de saber que es para abordar nuevos caminos. Tú tienes muy claro que deseas participar en medios de comunicación y deseo que lo logres, y sobre todo, que a través de ellos, logres proyectar tus ideas y valores. Un beso para ti y un abrazo de tus compañeros corresponsales. Con cariño: Ana Cecilia, Editora.

regresar