Por Christian Jean Faci, 1er año.
Alumno del Colegio Eugenio de Mazenod




Había una vez un ratón inventor. Una mañana, al salir el sol, inventó una máquina del tiempo y dijo:

- este es mi mejor invento -

y luego contrató a alguien, quería probarla, pero nadie fue y entonces él la probó, puso:

"quiero ir a la época de los dinosaurios", apretó botones y se metió a la máquina.

 

 

 

Viajó y viajó y viajó hasta llegar a la época de los dinosaurios.

Cuando llegó, el ratón se encontró un T.rex y corrió y corrió, pero el T.rex destruyó la máquina y el ratón ya no pudo regresar y se escondió.

Después se encontró con un Diplodocus, entonces se montó el ratón en el Diplodocus y se fueron lejos de ahí.

 

 

 

El ratón hizo una casa con árboles y así se escapaba del peligro.

El ratón se acostumbró a vivir en el peligro.

Lo único que no se, es qué comía, a lo mejor frutos de árboles y le gustaba montarse en los dinosaurios terodáctilos y huía de los que eran carnívoros, como el T.rex.