Por: Angel Alam González, 5° grado, Alumno del Colegio Educación y Patria

Ilustración de: Ivan Dasaev Rodríguez
4º, Alumno del Colegio Patria
Ilustración de:
Angel Alam González

 

Hola, yo quiero platicarles que a mi me preocupa que sigan talando tantos árboles y destruyendo la pureza de los ríos y de los bosques.

Les voy a contar algo que esta pasando en el pueblo donde viven mis abuelitos. Ahí hay cinco pueblitos, yo nada más conozco tres que son San Miguel, San Jerónimo Nuchita, que es donde viven mis abuelitos, y San Jorge, el más grande, y en este pueblo se puso un drenaje que sale a uno de los dos ríos que pasan por todos los pueblos, pero pasan más cerca de San Jorge.

Los ancianos del lugar dicen que el río grande es "hembra" porque no tiene mucha fuerza, aunque este lleno de agua, y el chico, dicen que es "macho" porque, aunque con poco agua, si te tira la corriente, no te levantas muy fácilmente. En el río grande es donde está saliendo el drenaje, y si lo dejamos que siga así, muy pronto va a ser un asqueroso canal, y no solo éste, sino también muchos más y ya no se va a poder nadar, ni atrapar a los pececitos, ni jugar en sus arenas blancas. Los bosques igual: esos montes que se ven a lo lejos con verdes árboles… serán sucios tiraderos de basura.

A mí me gusta ver el paisaje cuando voy rumbo San Jerónimo Nuchita, me gusta ver los cerros que tienen formas, uno parece un perrito que se ve como si estuviera acostado y otro cerro parece un hipopótamo y le llamamos el Cerro Cabeza de Hipopótamo.

Yo se que, como niños, no podemos hacer mucho, pero al paso del tiempo, a lo mejor podemos hacer algo importante, ¿no creen? Yo si quiero hacer algo, y quiero empezar a hacer conciencia para de grande no hacer lo mismo, y no tirar basura en el campo. Yo quiero que todos nos unamos y nos apoyemos en cuidar nuestro planeta.

 
regresar