Por Luis Daniel Escobar Mora 4º A
Alumno de la Escuela Juan de Jáuregui