Por Andrés Torres, 2º A. Corresponsal.
Alumno del Colegio Eugenio de Mazenod





Hace algunos años, en Canadá, hubo una matanza de focas, pero se logró disminuir porque Green Peace luchó por salvar a las focas, pero hace pocos días empezaron miles de cazadores a matar otra vez a las focas. Lo peor es que estos cazadores tienen permiso del gobierno de Canadá para ¡cazar a 350 mil focas! y en dos días mataron a 240 mil, por eso otra vez Green Peace está reclamando, especialmente, porque las matan pegándoles en la cabeza con palos y es una manera muy cruel y fea de matar a focas que no se pueden defender. Otra cosa muy cruel es que matan a las crías de las focas que tienen menos de tres meses. Las matan para ganar dinero vendiendo su piel, y otra excusa es que dicen los cazadores, que las focas se acaban los bancos de bacalao, y que por eso las matan. La excusa del bacalao es totalmente tonta, porque las focas no solo comen bacalao.

Apuesto a que los cazadores no se atreverían a cazar a palos a los osos polares, porque ellos si se pueden defender y seguramente ganarían los osos.

Si quieres ayudar a Green Peace, metete a la página: www.greenpeace.org.mx, ahí puedes mandar una carta al primer ministro de Canadá para que no maten a las focas, solo necesitas poner tu nombre, y tu país, ¡Yo ya lo hice! Además en esa página, podrás conocer más a Green Peace.