Por: Diana, Natalia, Carla y Mari Paz. 5to. Año
Alumnas del Centro Educativo Tenochtitlán

Obra de teatro

 

En un soleado día, en una pequeña granja, aparece un perro caminando y un gato jugando, cada uno por su lado, ellos se encuentran y…

GATO CARAMELO: ¿Cómo te llamas?
PERRO PLATIFLUNO: Platifluno y ¿tú?

CARAMELO: Caramelo y ¿cuántos miembros hay en tu familia?
PLATIFLUNO: (contando con los dedos de la mano) Cuatro ¿y tú?

CARAMELO: Yo tengo siete.
PLATIFLUNO:¡¡Son demasiados!! Y ¿cuál es tu sabor de helado favorito?, el mío es el chocolate.

CARAMELO: El mío es de fresa, odio el chocolate y ¿tu juego favorito? El mío es jugar con la bola de pelos, digo, de estambre.
PLATIFLUNO: El mío es la pelota. El gato pregunta si juegan, el perro acepta y comienza a jugar con la pelota, pero le pega al gato y éste se enoja.

CARAMELO:¡¡Tú lo decidiste!! (y poncha la pelota)
El perro se enoja y comienzan a pelear entre ellos. El perro lo decide correr cuando de pronto se encuentra con otro perro.

PLATIFLUNO: Hola, ¿cómo te llamas?
PERRO FLOR: Me llamo Flor.

PLATIFLUNO: Oye, ¿cuál es tu sabor de helado favorito y cuantos miembro tiene tu familia ya que te gusta jugar?
Flor contesta todo lo que le gusta a Patifluno, por lo que le dice:
FLOR: Vamos a jugar al parque…
PLATIFLUNO:¡Sí, me encanta ese lugar, vamos a jugar, vamos a hacer cosas de perros, a comer chocolate y a correr en el parque.
En otro lugar de la granja estaba el gato caramelo.

CARAMELO:¡Ay! Ahora tendré que conseguir otra gatita para jugar a cosas de gatos.

De pronto llega otra gata.

CARAMELO: Hola, ¿cómo te llamas?
GATA GATITA: Gatita.

CARAMELO:¿Te gusta la bola de estambre?
GATITA: Sí, mucho.

CARAMELO: A mí también, ¡juguemos!
Horas depués se encontraba la gata Caramelo en la ventana de su casa al igual que el perro Patifluno.

PLATIFLUNO: Estoy muy cansado de jugar tanto a la pelota, creo que a veces debemos jugar y conocer otras cosas.
CARAMELO: Ahora tengo ganas de jugar a la pelota y no a la bola de pelos… creo que fui grosera con el perro ese.

PLATIFLUNO Y CARAMELO: ¡Ya sé!, mañana le pediré una disculpa.
Al día siguiente aparece el gato y el perro en el parque paseando y se encuentran, se piden una disculpa, al mismo tiempo que llegan el gato gatita con el perro flor.

FLOR: Hola, gatito y yo nos hicimos amigas.
PLATIFLUNO: Vamos a hacer una fiesta.

Se escucha música y los perros y gatos bailan.

GATOS Y PERROS: ¡La moraleja es que debemos aceptar las diferencias de los demás. FIN.



regresar