Por Marco Vinicio Bárcena, 13 años, Alumno de Churchill School


Ilustración: Carlos Sánchez, 12 años

En las pasadas elecciones para gobernador en el estado de California, USA, el triunfador fue el actor Arnold Schwarzenegger.

Nacido el año de 1947 en Thal Austria, emigró a Norteamérica en 1968 buscando el sueño americano.
Gracias a sus títulos mister Austria y Mister Universo pudo abrirse camino en Hollywood en películas de acción.
De su calidad como actor poco puede decirse, pues no existe. Simplemente tuvo la fortuna de participar en la exitosa Terminator de Cameron y de ahí en adelante fama y fortuna lo acompañan.

La gubernatura de California es su primer trabajo político y asume su cargo en este mes de noviembre.
Si, Terminator gobernará California, un estado de 35 millones de habitantes de los cuales el 32.5 % es hispano, y sin embargo, en sus primeras declaraciones Arnold señaló que prohibiría las licencias de conducir para los indocumentados.
En fin, no habrá que perder de vista a Schwarzenegger, convertido ahora en la segunda figura republicana después del desgastado Bush.

Lo único bueno de todo esto es que Schwarzenegger no nos martirizará más con sus pésimas actuaciones.
Hasta la vista Arnold
.