Actividad realizada por todos los alumnos de 4º A
Colegio Eugenio de Mazenod
Ilustración de Martín Larrabure, 4º A


Un terrícola pudo entrevistar a un marciano en Marte, porque su planeta se acercó mucho a la tierra los pasados días 26, 27 y 28 de Agosto, y esto fue porque se alinearon la tierra con Marte y con el Sol:

Terrícola: ¿Por qué tu planeta se llama Marte?
Marciano: Bueno, el nombre se lo pusieron ustedes, los terrícolas, y fue el nombre de un dios romano de la guerra, y le pusieron así, porque nuestro planeta también es llamado "el planeta rojo" que es el color de la sangre.

Terrícola: ¿Y por qué es rojo?
Marciano: Porque hay mucho óxido de hierro y azufre en su superficie, y estos minerales son rojos.

Terrícola: ¿Hay luna en tu planeta?
Marciano: ¡Claro! Y no sólo tenemos una, sino que ¡hay dos lunas! Y a ellas también les puso nombre un astrónomo terrícola llamado Asaph Hall, se llaman "Fobos" que significa miedo y la otra "Deimas" que significa terror; estos nombres se los puso en honor a los hijos míticos del dios marte.

Terrícola: Brrrr brrrr ¡aquí hace mucho frío!
Marciano: Sí, este planeta es muy frío, nuestra temperatura anda entre 27 y 128 grados bajo cero; la temperatura media es alrededor de los 53 grados bajo cero, nuestra piel resiste perfectamente esta temperatura, es por eso que somos tan diferentes a ustedes.

Terrícola: ¿Crees que alguna vez hubo vida como la nuestra aquí?
Marciano: Se supone que sí, porque parece ser que alguna vez hubo ríos, como los de ustedes; también se cree que hace miles de millones de años, había atmósfera y tal vez hubo vida, pero después el planeta fue enfriándose poco a poco hasta convertirse en un gran desierto congelado, y por cierto a nosotros nos gusta mucho patinar.

Terrícola: ¿Tú crees que se parece en algo tu planeta a la tierra?
Marciano: mmm déjame ver… ¡Pues sí! ¡Tenemos un volcán, que por cierto es el más grande que conocen los Astrónomos! Lo llaman Monte Olimpo, sólo que nuestro volcán se encuentra totalmente apagado. También nos parecemos un poco en la duración del día, sólo dura una hora más que el de ustedes; pero el año es muy largo, dura 687 días terrestres.

Terrícola: ¡Huy!, casi el doble, entonces yo apenas tendría ¡cinco años! Y a propósito, ¿te gustaría ir a la tierra?
Marciano: Sí, aunque necesito un disfraz. Me gustaría llevar a mis amigos para sentir cómo son sus fríos y observar a los terrícolas.

Terrícola: Bueno, adiós, ya me voy porque ya se empezó a alejar Marte de la tierra, y luego no puedo regresar, bye.




Ilustración de Jesús Eduardo Rojas, 5º año.
Alumno de la escuela Martín Luis Guzmán.
Invitado por su primo: Héctor Domínguez Rojas, 4º A
Alumno del Colegio Eugenio de Mazenod

regresar