Por Monserrat Cano, 11 años
Alumna de la Escuela Antonio José de Sucre

Yo tengo un perro que es French Poodle, tiene ocho meses de edad, y se llama Sheep, que significa "borreguito", y pensando qué hacer, de repente vi a mi perrito haciéndose pipí en la alfombra, y me inspiré. Además odio a la gente que maltraten a los animalitos.

Pero yo pienso que los perros casi nunca toman venganza, como en este cuentito, pero a mí si me ha pasado muchas veces que alguien toma venganza. Pensándola bien, la venganza a veces es buena y a veces no. Hay niños que son tan necios, que no entienden, y a veces es bueno darles una cucharada de su propio chocolate. También no es bueno vengarse, porque luego te la pueden devolver más dura, lo mejor sería hablar.

regresar